lugar

¡Naturaleza con un poco de todo!

Hay muchos entornos naturales en los alrededores de Marrakech. Variados, te permitirán saciar tu sed de aventura y al mismo tiempo alimentarte de cultura y sensaciones fuertes.

Si eres aficionado al deporte, no dudes en visitar el lago de Lalla Takerkoust: es un lugar precioso y, además, allí podrás practicar todo tipo de actividades náuticas como el esquí acuático o el canoe kayak.

En los alrededores, las cascadas de Ouzoud también merecen la pena. De fácil acceso, son ideales para una escapada en familia, ya que las aguas descendiendo de las alturas son una imagen maravillosa que hará las delicias de grandes y pequeños.

Por último, si lo que quieres es aunar naturaleza y cultura, visita la estación de esquí de Oukaïmeden: allí abundan los emplazamientos rupestres, así que podrás parar a descansar en ellos durante tus rutas y, de paso, admirar el arte de los hombres de la Edad de Bronce.

Marrakech también es así: unos alrededores magníficos donde desconectar en mitad de unos tesoros que tan solo la naturaleza podrá ofrecerte.