lugar

Actividades entre tierra y mar

Las murallas de Essaouira te aíslan del exterior: deambulando por sus callejuelas o paseando por el adarve, te sentirás como en otra época. En este marco embriagador, podrás relajarte o bien liberar tensiones: Essaouira ofrece muchísimas actividades deportivas y tienes que probarlas.

En sus playas, podrás practicar deportes de deslizamiento. El Atlántico, con su viento y sus estupendas olas, convierte a Essaouira en uno de los lugares de moda para practicar el surf, el kitesurf y el windsurf. También puedes alquilarte un carro de vela y recorrer, transportado por el viento, las enormes extensiones de arena dorada.

Al margen de las playas, otra posibilidad es subirte a una bici y salir a explorar la ciudad y sus alrededores. En el centro, podrás recorrer sus calles y pedalear al ritmo de las notas que tocan los músicos locales. A las afueras de la ciudad, la expedición es más deportiva: existen muchas rutas que recorren los alrededores, serpenteando entre impresionantes paisajes formados por lagos artificiales.

Por último, en Mogador podrás divertirte de forma más tranquila jugando al golf. Su recorrido de 18 hoyos se considera uno de los más emocionantes del mundo.

¡Imposible aburrirse en Essaouira!