lugar

Naturaleza

Un interior de los más hermosos de Marruecos , Agadir-Taghazout

AGADIR-NATURE-(1).jpg

Agadir es sinónimo de evasión. El valle del Souss y, más allá, recortándose en el horizonte, los relieves del Anti-Atlas crean maravillosos panoramas como solo la naturaleza sabe hacer, un interior con una gran riqueza de posibilidades que podrá disfrutar descubriendo y haciendo turismo verde.

Ver más

Marrakech,
desde lo alto de sus montañas , Marrakech

Lac-de-lala-Takerkoust_.jpg

Súbete al parapeto y mira hacia lo lejos desde lo alto de las murallas de Marrakech: la ciudad está dominada por las montañas del Atlas, que recortan el horizonte con sus relieves dentados y coronados por nieves perpetuas. Estos paisajes desprenden algo mágico que te invita a recorrerlos y salir a la aventura.

Ver más

Bosques

Paysage-du-Rif_.jpg

El capital verde de Marruecos

Al pensar en Marruecos siempre nos vienen a la cabeza la playa, la cultura y las montañas, pero olvidamos que el Reino es un espacio recubierto de bosques. Si tienes alma de explorador, en ellos podrás explayarte.

Ver más

Montañas

eco-lodge_.jpg

¡Una montaña para hacer de todo!

Marruecos es un país recorrido por las montañas. Los tres Atlas y el Rif conforman unos maravillosos paisajes escarpados, que, además, son ideales para todos los amantes de la aventura.

Ver más

Parques y lagos

Cascades-d'Ifrane_.jpg

Una naturaleza generosa e insospechada

Las montañas son el telón de fondo del interior de Marruecos. En mitad de esos relieves majestuosos, la naturaleza presenta su lado más amable. Desde lo alto, las aguas descienden en cascada hasta llegar a los valles, formando lagos en torno a los cuales poder relajarse. Recorre estas extensiones salvajes y descubre otra faceta de Marruecos, la de sus lagos y sus parques naturales.

Ver más

Desierto

desert_.jpg

El desierto marroquí

Marruecos recibe el sobrenombre de país de las dunas por algo: sus extensiones desérticas son propicias para la formación de unas dunas desérticas que hacen que una parte del paisaje marroquí sea tan atípica.

Ver más

Jardines

jardin-marrakech-Arsat-Moulay-Abdessalam_.jpg

Unos jardines repletos de colorido

La riqueza de Marruecos también reside en su diversidad de fauna y flora y sus jardines lo ilustran a la perfección. Para que te hagas una idea, Marruecos cuenta con varios centenares de jardines y cada uno de ellos destaca por algo entre los demás.

Ver más

Rabat,
la ciudad verde, Rabat

Jardin-des-Oudayas-Rabat_.jpg

En Rabat, la naturaleza se instala en el mismísimo corazón de la ciudad. La capital del país, implicada en una iniciativa eco-responsable, cuenta con 230 hectáreas de zonas verdes en cuyo centro podrá disfrutar de patrimonios culturales y naturales.

La Kasbah de los Oudayas y su jardín andaluz, la necrópolis de Chellah, el cinturón verde, el bosque IbnSina y el jardín de Essai son la mejor expresión de esta unión. Tampoco hay que olvidar el Jardín Zoológico de Rabat, en el que podrá contemplar a los animales en sus hábitats naturales.

Ver más

Una naturaleza generosa, Fès-Meknès

The generosity of nature.jpg

Las montañas del Atlas Medio albergan muchos tesoros. Adéntrate en este territorio recorrido por arroyos y descubre otra faceta de los alrededores de Fez y Meknes.

Cerca de Sefrou se encuentra una vigorosa cascada que merece la pena visitar: el oued Aggai sigue su curso hasta descender de la montaña en una serie de pequeñas cataratas llenas de encanto. Es un sitio pintoresco, accesible para todo el mundo e ideal para hacer una excursión en familia.

Ver más

Las riquezas del Atlas Medio, Fès-Meknès

The riches of the Middle Atlas.jpg

Las ciudades imperiales de Fez y Meknes se encuentran entre las más hermosas de todo Marruecos. El interior de sus murallas alberga los tesoros de su historia, pero, más allá de estos cascos históricos monumentales, en sus alrededores se extienden unos vastos espacios naturales que llaman a la aventura.

Ver más