lugar

Agadir en versión natural

La hermosa ciudad termal de Agadir tampoco se queda atrás en lo que a naturaleza se refiere, y no hay que ir muy lejos para descubrir su riqueza.

De hecho, la ciudad se encuentra ubicada sobre uno de los más hermosos tesoros de la naturaleza: la bahía de Agadir, desde 2002 declarada como una de las más hermosas del mundo. Además de ofrecer maravillosos rincones en los que relajarse, traza los contornos de una costa magnífica, encantadora, sublimada por un sol que se pone en el océano.

En Agadir, la naturaleza se instala en el mismísimo corazón de la ciudad. La Medina Cocco Polizzi es un fantástico ejemplo. Un tanto al margen del centro, reconstruida tras el terremoto de 1960, se alza en pleno centro de un bosque de eucaliptos. El valle de las aves es otro ejemplo. Se trata de un magnífico parque abierto gratuitamente al público, que se extiende por dos hectáreas y media.

Cruce las verjas y penetre en un mundo totalmente diferente con avenidas bordeadas de palmeras y flores exóticas, estanques y, por supuesto, aves procedentes de todo el mundo, así como monos, canguros o llamas que constituyen unos simpáticos compañeros de visita.

Explore la ciudad de Agadir, una ciudad en la que la naturaleza se ha instalado y que rebosa de pequeños placeres campestres.