lugar

Casablanca, la efervescente

Con sus calles principales bordeadas de palmeras, sus grandes edificios de negocios y el Atlántico que se abre al mundo, Casablanca es el pulmón económico de Marruecos, una metrópolis bulliciosa que nunca duerme.

En sus barrios llenos de encanto se mezclan las infraestructuras modernas con la herencia arábigo-musulmana y el legado del periodo colonial. Descubre todos sus matices: paséate por la medina, una de las más tardías de Marruecos, recorre el centro y sus edificios art-déco y visita la Mezquita Hassan II, una maravilla arquitectónica construida sobre el agua.

Déjate llevar por el lado festivo de la ciudad. Disfruta del paseo marítimo y sus locales, y también de sus festivales, como el Festival de Casablanca, Jazzablanca o incluso Tremplin L'Boulevard.

En cuanto a su costa, está llena de playas acondicionadas con todas las comodidades. Allí, entre otras actividades, podrás disfrutar haciendo submarinismo, esquí acuático o simplemente relajándote.

¡En Casablanca es imposible aburrirse! Entre cultura y relax, no cabe duda de que a la ciudad blanca no le faltan atractivos.