lugar

Chefchaouen

Chefchauen, un sueño azul

Chefchauen es una ciudad que, además de alzarse en la ladera de una montaña, posee una característica muy particular. Pero si resulta tan fascinante para los viajeros, es porque desprende una sensación de irrealidad. Las fachadas de sus casas están pintadas de azul y blanco, por lo que toda la ciudad parece estar bañada de azul. Recorrerla es como estar en un sueño.

Pero Chefchauen es mucho más que pura fachada. La ciudad está llena de atractivos y posee un rico patrimonio. Por una parte está la Medina, pequeña pero auténtica. Recorrer sus callejuelas le permitirá mezclarse con la población local, oler los aromas diarios, el del pan recién sacado del horno y el de los tajines hábilmente preparados. Por otra está la Kasbah, que se alza en pleno casco antiguo, con sus exuberantes jardines que constituyen un remanso de frescura en pleno centro de la ciudad. También vale la pena visitar su museo, que posee una colección de armas antiguas, algunas fotos de la ciudad y también textiles.

Gracias a su situación, Chefchauen es también un paraíso para los senderistas. Las montañas de los alrededores están surcadas de senderos que permiten realizar agradables rutas. Al recorrerlos, descubrirá un Marruecos diferente, más recóndito, el de la cadena montañosa del Rif.

¡Convierta su estancia en un sueño y venga a descubrir la "pequeña ciudad azul"!