lugar

Dakhla/naturaleza

La riqueza natural de Dakhla

Dakhla es una ciudad-balneario de las más bonitas de Marruecos. Resulta ideal para relajarse a orillas de su laguna, bañarse y divertirse, pero también invita a la aventura: está situada a las puertas del desierto y se abre a la inmensidad del Sáhara. El océano que la rodea no sirve solo para nadar; encierra numerosas maravillas por descubrir.

Si le apasionan las actividades relacionadas con el mar, podrá dedicarse a la caza de aves acuáticas o a pescar en sus aguas. Anímese con el surfcasting desde la playa o súbase a una zódiac para alejarse de la orilla y capturar peces más grandes.

Quizás prefiera una excursión en tierra… ¿qué mejor que el Sáhara y sus misterios? Surque las dunas en 4x4, relájese en el manantial de Asma o descubra la Duna Blanca. Atrévase a pasear a lomos de un camello, explorar el desierto a la antigua usanza y contemplar los cuadros que la propia naturaleza dibuja, uno de los paisajes más bonitos del planeta.

Aparte de relajarse, en Dakhla podrá descubrir tantas cosas que le resultará imposible aburrirse.