lugar

Deportes variados en una ciudad verde

Rabat es elegante, pero también deportiva. Las opciones de ocio no faltan en la capital marroquí, que ofrece actividades terrestres, náuticas y aéreas.

En el litoral, las playas multiplican estas oportunidades. Si te gustan los deportes de deslizamiento, en ellas podrás practicar esquí acuático, surf o windsurf. En la playa de los Udaya, además, podrás hacer una excursión en kayak y descubrir la costa desde otro punto de vista totalmente distinto.

En tierra, la diversidad de actividades es aún mayor. Podrás jugar al golf en el Royal Golf Dar Es Salam, un recorrido mítico que alterna fairways, greens y bunkers en un marco incomparable. Los amantes de la equitación también estarán de suerte en Rabat, con numerosos clubs de hípica donde te ofrecerán rutas a caballo, recorridos de obstáculos y partidas de polo. Si lo que te gusta el senderismo, deberás visitar Akrach, no muy lejos de Rabat.

Los más aventureros, que no se pierdan el club aéreo de Salé. Allí podrás disfrutar de unas infraestructuras de calidad donde practicar el parapente y el ala delta o pilotar aviones ligeros con total seguridad.

Ya sea con deportes terrestres, aéreos o náuticos, te lo pasarás en grande durante tu estancia en Rabat.