lugar

El deporte en todos sus estados

En un cruce entre civilizaciones, Tánger y Tetuán se impregnan de todas las influencias. El deporte no es ninguna excepción y, en estas ciudades, podrás descubrirlo y practicarlo en todas sus formas.

Destaca el golf. En Tánger, el 18 hoyos de la ciudad tiene una larga historia. Primer campo de golf de Marruecos, fundado en 1914 y diseñado por los arquitectos Cotton y Pennink, hoy en día es un recorrido moderno con fairways, greens y bunkers, situado en un entorno precioso, entre cipreses y pinos, donde podrás dedicarte a tu pasión con el aroma de los eucaliptos impregnando el aire y con la blanca Tánger de fondo. Tetuán tampoco se queda atrás y, junto a las montañas del Rif, ofrece un recorrido de 18 hoyos igual de estimulante.

A orillas del estrecho y del Mediterráneo, ambas ciudades también cuentan con multitud de actividades náuticas. En Tetuán podrás aprovechar las modernas infraestructuras de Tamuda Bay, en sus 15 kilómetros de costa, probar la moto acuática, el esquí acuático, el windsurf o el kayak de mar, además del fitness en un centro de talasoterapia con todas las comodidades.

Por último, podrás aventurarte en el interior de la región. Los relieves del Rif son un lugar precioso para hacer trekking o senderismo. En estas montañas, el placer del deporte se suma al del turismo.

Tánger y Tetuán son dos ciudades pintorescas y activas: pasear por ellas es una delicia y, practicar actividades en ellas, otra.