lugar

El deporte en todos sus estados

Agadir, además del océano, es su tierra del interior. Al este de la ciudad, se extienden las montañas del Anti-Atlas. Sus relieves dentados componen unos impresionantes paisajes en los que podrás dedicarte a todo tipo de actividades deportivas.

El senderismo es imprescindible. Si te gusta caminar, las rutas que surcan estos parajes te permitirán salir a la aventura con total seguridad. Sin embargo, si quieres divertirte de forma distinta, en los alrededores podrás alquilar un camello o un caballo para recorrer la región a lomos de estos simpáticos compañeros. También tendrás bicicletas a tu disposición. ¡Son oportunidades perfectas para salir en familia!

Si, en cambio, te gustan los deportes más tranquilos, Agadir es uno de los principales enclaves del golf marroquí. Tendrás muchos recorridos donde trabajar tu swing y relajarte en mitad de un entorno lleno de encanto y perfumado por las mimosas y los eucaliptos.

En Agadir podrás variar de paisajes y de formas de entretenerte: el Anti-Atlas si te gusta ir de aquí para allá o los campos de golf, un entorno más vigilado donde relajarte con elegancia.