lugar

El Rif y el mar harán las delicias de los amantes de la naturaleza

¿Cómo resistirse al encanto de estos paisajes naturales? Aquí también, producciones tan famosas como la de "Juego de tronos" vinieron a aprovechar todas las ventajas que la provincia ofrece. Para protegerla y favorecer el auge del ecoturismo se creó el Parque Nacional de Talassemtane y el Parque Natural de Bouhachem.

En las 60.000 hectáreas de este macizo montañoso y de sus bosques de cedros, abetos y pinos, los amantes del senderismo disfrutarán de múltiples rutas que les conducirán a Kalaa, a la montaña de Tissouka, a Akchour o a Azilane. Su vista se regalará con las panorámicas, a cada cual más sublime, como el famoso Puente de Dios, un arco natural situado a 25 metros de altura cerca de Akchour, las cascadas de Cherafat que rodean la mezquita y en las que se relajará con el murmullo del agua, los manantiales de Ras al-Maa o incluso la cueva de Toughoubit.

Los incondicionales del mar no quedarán decepcionados, ya que la costa mediterránea, formada por acantilados y desembocaduras de ríos, les permitirán descubrir las playas de Oued Laou y de Targha, famosas por su belleza salvaje.

Caiga en el embrujo del zafiro marroquí.