lugar

Entre moda y artesanía

Essaouira no solo te seducirá por su belleza natural y salvaje, sino por las habilidades de sus artesanos, que sin duda se encuentran entre los más talentosos de todo Marruecos.

Si te paseas bajo la Scala de la antigua Mogador, por las viejas casamatas del fuerte, podrás admirar a los ebanistas y taraceadores trabajar con destreza e ingenio la madera de tuya, el hilo de plata y de cobre, el nácar y fragmentos de hueso de dromedario. Es imposible no dejarse seducir por la belleza de los joyeros, muebles, tableros de damas y de ajedrez, y te costará mucho decidirte.

También podrás ver mantas tejidas en lana y las tradicionales babuchas de rafia o nobuk.

Y, si tienes alma de feminista, guarda sitio en tu maleta para el aceite de argán, la especialidad de la región de Essaouira. Además de aprovechar sus propiedades antienvejecimiento y poder aderezar tus platos con él, estarás contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de las mujeres que gestionan las cooperativas.

Aunque sobre todo son tradicionales, las fanáticas de las compras también podrán disfrutar de otras tiendas que venden objetos y ropa contemporáneos y modernos.

En Essaouira, comprar es todo un placer.