lugar

Errachidia-Midelt -Merzouga

Entre el Atlas y el desierto del Sahara:

Midelt, Errachidía y Merzouga te abrirán las puertas al este de Marruecos. Las dos primeras ciudades revelan una región montañosa, con los relieves del Atlas Medio dibujando auténticos cuadros de la naturaleza. Este marco incomportable te enamorará, te embriagará. Además, desde allí iban y venían las caravanas cargadas de mercancías a Tombuctú.

Merzouga, un pueblecito perdido en mitad de la arena, es una de las puertas del Sahara. Es el territorio del erg Chebbi, un mundo de dunas, palmerales, pistas y rutas de senderismo. Recorre el desierto y descubre estas enormes extensiones de arena bañadas por el sol y el silencio. Estarás caminando en mitad de esta árida inmensidad, cuando, de pronto, detrás de una duna, avistarás un lago: el Dayet Srji. Verás a las zancudas plantadas en el agua y, por encima, a las tórtolas y lavanderas volando y a las cigüeñas planeando. En pleno desierto se asienta uno de los más ricos ecosistemas de Marruecos.

El este de Marruecos esconde muchas curiosidades. Déjate llevar por las montañas y desiertos y descubre una región totalmente distinta.