lugar

Gastronomía

Table-de-déjeuner-Fès.jpg

Las mil y una delicias de Marruecos
¡Marruecos es un país de buen vivir y con unos deliciosos manjares! La cocina, rica y cálida, se inspira en todas las delicias de Oriente. Ésta se caracteriza por el uso de las especias como el cilantro, el azafrán o el comino que realzan sus platos con un toque picante de excelente sabor. Los cuscús y los tajines, al igual que la pastela, tanto de pollo como de marisco, son sus platos más famosos.

La gastronomía marroquí, mundialmente conocida, se caracteriza por su sorprendente variedad, ya que no se cocina igual a orillas del océano que en pleno Atlas. Agadir se ha especializado en la cocina con aceite de argán, mientras que en las montañas el protagonista es el cordero preparado en sabrosos mechuis que harán las delicias de su paladar.

Por todo el país, los protagonistas son los dulces como los cuernos de gacela, las empanadillas de hojaldre con miel y el ghriba. Esos deliciosos bocados dulces encandilan el paladar y seducen a los sibaritas más exigentes. Las frutas no les van a la zaga, ya que tanto dátiles como naranjas componen deliciosas preparaciones. Los primeros se rellenan con pasta de almendra o de nueces, y las segundas se espolvorean con canela o se exprimen. Los tajines se preparan en una gran variedad de sabores: en su mayoría son salados pero también se elaboran dulces, aderezados con ciruelas pasas, albaricoques y uvas pasas. ¡Al final de la comida le servirán un vaso de té con menta, pimentado o no, para calentar el gaznate y favorecer la digestión!