lugar

Gran Tour de Marruecos

¡Disfruta del Gran Tour de Marruecos! Durante dos semanas, recorrerás Marruecos y descubrirás la esencia del Reino. Escoge tu punto de partida y, de norte a sur, date la oportunidad de descubrir todos los tesoros que esconde el país.

Entre naturaleza y cultura, entre mar, desierto y montañas, Marruecos es un país de contrastes. Si sales desde Marrakech, podrás conocer la ciudad roja, los jardines de la Koutubia y la famosa y festiva plaza de Jemaa El Fna. Desde allí, puedes ir en dirección a Fez o Meknes, pero deberás hacer dos paradas: por un lado, Azilal, Beni Mellal, las cascadas de Ouzoud y el lago Bin El Ouidane y, por otro, Ifrane, denominada la Suiza de Marruecos por su arquitectura y su bosque de cedros. Una vez que llegues las ciudades imperiales, paséate primero por las calles de la medina de Fez, cruza la puerta Bab Mansour de Meknes y visita las célebres ruinas de Volubilis, a pocos kilómetros de allí.

Después te dirigirás hacia el Mediterráneo: la blanca Tánger, Tetuán, como una paloma sobre el mar, y Chaouen, una colorida y pintoresca ciudad enclavada entre dos montañas. Poco a poco, retoma el camino hacia el sur. Rabat y sus jardines son un bonito lugar donde parar, con la Kasbah de los Oudaya o la torre Hassan, de varios siglos de antigüedad. Luego, te espera la dinámica Casablanca, antes de descubrir las pintorescas El Jadida y Essaouira. Se acerca el final del viaje con Agadir, su bahía y sus alrededores, entre los más bonitos del Reino. Después, hacia el este, se encuentran Ouarzazate y sus famosas kasbahs, Merzouga y su puerta al desierto, la inmensidad...

Cada día te reservará varias sorpresas: comidas gastronómicas, fiestas locales, iniciación a la artesanía marroquí… Te mezclarás con todas las costumbres y tradiciones de un país que no dejará de sorprenderte.

El Gran Tour de Marruecos es una inmersión, una forma de conocer todos los aspectos de Marruecos: su geografía, su historia y, en definitiva, su población.