lugar

La dulzura del interior

¡Bajo el sol de Agadir todo resulta un poco más dulce! Y las compras no son una excepción a la regla, puesto que combinan bienestar con todos los sabores regionales de Agadir.

El argán es un árbol endémico marroquí que crece por toda la región. Su aceite es un tesoro que contribuye a la reputación de estos parajes. Salga de Agadir y visite una de las numerosas cooperativas diseminadas por los alrededores. En ellas descubrirá una maestría ancestral, la fabricación de un aceite que las mujeres beréberes utilizan tanto en la alimentación como en la cosmética. ¿Y qué tal si se anima a visitar un spa o uno de los centros de puesta en forma de Agadir? ¡En ellos disfrutará de todos los beneficios del argán y de su aceite a menudo considerado milagroso!

Agadir posee también una faceta gastronómica gracias a su fecunda región. En ella crecen almendros y miles de flores que componen una de las mieles más deliciosas del país. La cocina de Agadir se inspira en todos estos aromas y crea unos deliciosos platos: ¡las bolas de arroz con azafrán y el tajín de pollo con miel son algunos de los platos que harán las delicias de su paladar!

Agadir es así, ¡una ciudad en la que las compras constituyen un auténtico estilo de vida!