lugar

La naturaleza en todas sus formas

Al norte de Saïdia se encuentran las aguas del Mediterráneo; al sur, más al interior de la región, está Oujda. Entre tierra y mar, estas dos ciudades despliegan unos paisajes de lo más variado y pondrán la aventura al alcance de tu mano.

Alrededor de Saïdia, la naturaleza dibuja unos cuadros maravillosos. Existen excursiones organizadas que te llevarán hasta estas obras de arte. A pocos kilómetros de la ciudad, el cabo Ras-El-Ma se adentra en el mar. Allí, el litoral está recortado por acantilados, a cuyos pies se extiende una magnífica playa de arena blanca. Si te va la aventura, podrás escalar hasta lo alto del cabo y, desde allí, contemplar el paisaje de las dunas cubiertas de eucaliptos. También en los alrededores de Saïdia, la desembocadura del Muluya es de visita obligada para todos los amantes de la naturaleza. Es un lugar clasificado de interés biológico, donde crecen todo tipo de plantas y se pueden observar multitud de aves.

En definitiva, ¡hay muchas posibilidades! Es imposible que te aburras durante tu viaje a Oujda- Saïdia.