lugar

Las compras en todas sus modalidades

Marrakech sigue conjugando armoniosamente tradición y modernidad. ¡Y las compras no son una excepción!

En los zocos, descubrirá un comercio auténtico en el que regateará con los comerciantes los precios de los productos de la región y de las obras artesanales depositarias de una maestría ancestral. Pero, al mismo tiempo, a tan solo unos pasos de estas avenidas comerciales, se extiende el barrio de Guéliz. ¡Aquí ya no se regatean los precios de este o aquel artículo! Las más destacadas marcas locales e internacionales, implantadas en las grandes arterias de la ciudad o en los centros comerciales, le abren sus puertas y le presentan sus joyas, prendas de vestir y calzado. ¡Mientras va de tienda en tienda, podrá dar rienda a su placer por las compras!

Esta conjugación de la tradición y la modernidad se percibe especialmente en la concepción del diseño de algunos artesanos de la ciudad. Estos últimos le aportan a las creaciones ancestrales una nueva pátina. Las replantean, las recrean. La Alpaca ha revolucionado completamente las artes de la metalería. Esta aleación de cobre, cinc y níquel resulta especialmente apreciada por los creadores marroquíes y sirve de base para la elaboración de espejos, bandejas y joyas, que también combinan perfectamente con los interiores y aderezos más modernos.

¡En la Ciudad Ocre, las compras se practican en todas sus formas, desde las embotelladas avenidas de los zocos, hasta los escaparates a veces lujosos del barrio de Guéliz!