lugar

Marrakech, una cultura que nunca duerme

Marrakech es un patrimonio, una ciudad con una historia milenaria. Sin embargo, no te encontrarás nada fijo o petrificado. Su cultura es dinámica y está llena de vida.La plaza Jemaa El Fna encarna esta efervescencia. Enseguida te darás cuenta de que es un punto de encuentro donde comer, beber, disfrutar de las delicias de la cocina local, cantar, y, en general,todo lo típico de la cultura marroquí popular. Cuentacuentos,gnauas… Allí reina lo auténtico y lo pintoresco.

Marrakech también destaca por sus festivales. La ciudad es un hito en el mundo del cine. Todos los años, en torno al mes de diciembre, se celebra allí el Festival Internacional de Cine de Marrakech, que reúne a las principales figuras del séptimo arte. A mediados de año, toca el turno de celebrar las artes populares en un festival dedicado a ellas. Durante el mismo, te iniciarás en los cánticos, las danzas y las músicas tradicionales de Marruecos. Con buen humor y sus ritmos endiablados de fondo, conocerás la cultura del país entero.

Tanto de día como de noche, en las plazas o en las cafeterías de la ciudad, ¡aprovecha su vida cultural trepidante!