lugar

Parques y lagos

Una naturaleza generosa e insospechada

Las montañas son el telón de fondo del interior de Marruecos. En mitad de esos relieves majestuosos, la naturaleza presenta su lado más amable. Desde lo alto, las aguas descienden en cascada hasta llegar a los valles, formando lagos en torno a los cuales poder relajarse. Recorre estas extensiones salvajes y descubre otra faceta de Marruecos, la de sus lagos y sus parques naturales.

Estas reservas se extienden por todo el país, presentan una gran variedad de paisajes y son lugares ideales para hacer senderismo. En la región de Agadir se encuentra el Parque Nacional de Souss Massa, que alterna dunas, estepas y bosques. No dudes en recorrerlo con la compañía de las gacelas o los ibis eremitas, entre otros. Más al norte, en el Rif, cerca de Chaouen, se encuentran el Parque Nacional de Talassemtane y sus 35 especies animales. Por último, en Ifrane los bosques de cedros coronan las cumbres del parque nacional de la región.

Por todo el reino también hay lagos llenos de vida, como el de LallaTakerskout, donde se puede practicar la vela o el esquí acuático; el de Ifni, el mayor lago de montaña del país y especialmente valorado por los senderistas; o el lago de Tislit, que cada año acoge el moussem de las novias de Imilchil.

Disfruta de un Marruecos distinto, el del aire libre, los espacios protegidos y el respeto por los ecosistemas.