lugar

Productos locales

La riqueza de los productos de la tierra marroquí

Marruecos saca el máximo partido a su generosa naturaleza. Herederos de los conocimientos ancestrales, sus hábiles artesanos trabajan con ella dándole forma.

Los productos de la tierra tienen una riqueza incomparable: especias como el azafrán, también denominado “oro rojo", el aceite de coco, la miel, el agua de azahar, sin olvidar el aceite de argán y su exquisito sabor. El ritual del hammam se sirve de la henna, el agua de rosas, el jabón negro y el ghassoul. Déjate seducir por sus propiedades.

Marruecos también es un país de artesanía. En Safi, Fez o Zagora, podrás ver cómo se trabaja la arcilla. Ouarzazate, en cambio, destaca más por sus alfombras. Y Marrakech tampoco se queda atrás: allí, entre otras cosas, se trabaja el cuero. Los curtidores elaboran babuchas, bolsas y objetos decorativos. Un conjunto de creaciones siempre acertadas, ya que mezclan el encanto de la tradición con las novedades estéticas más atrevidas.

¡No te resistas a la tentación y tráete en tu maleta alguno de estos pequeños tesoros marroquíes!