lugar

Rabat, la ciudad verde

En Rabat, la naturaleza se instala en el mismísimo corazón de la ciudad. La capital del país, implicada en una iniciativa eco-responsable, cuenta con 230 hectáreas de zonas verdes en cuyo centro podrá disfrutar de patrimonios culturales y naturales.

La Kasbah de los Oudayas y su jardín andaluz, la necrópolis de Chellah, el cinturón verde, el bosque IbnSina y el jardín de Essai son la mejor expresión de esta unión. Tampoco hay que olvidar el Jardín Zoológico de Rabat, en el que podrá contemplar a los animales en sus hábitats naturales.

A unos kilómetros de Rabat le deslumbrarán los Jardines Exóticos de Bouknadel. Éstos se extienden por 4,5 hectáreas y acogen a más de 600 especies vegetales de los 5 continentes y a 80 especies animales.

Y la región circundante tampoco se queda atrás. En la carretera de Fez, el bosque de la Maâmora le parecerá ideal para ir de merienda con sus amigos o su familia. Aproximándose más a Mehdía, tendrá ocasión de contemplar a aves acuáticas migratorias en la reserva natural de SidiBoughaba. En dirección a Jemisset, el apacible lago natural de DayetRoumi le permitirá disfrutar paseando en pedaleta, en moto acuática, o saliendo a pescar.

¡En la verde Rabat, fiel a su espíritu eco-responsable, solo falta usted!