lugar

Safí, entre patrimonio arquitectónico y actividades

La silueta marcial de la Kechla sigue dominando Safí con sus altas almenas, sus fantásticas torres y sus antiguos cañones con sus bocas aún orientadas al océano. Esta impresionante fortaleza, bañada por las aguas del Atlántico, domina el océano como si estuviese construida sobre el agua. Se trata del vestigio más importante de la ocupación portuguesa. En otra parte de la ciudad, los restos de la primera catedral gótica de África se hacen también eco del período colonial.

Safí, europea en ciertos aspectos, es sin embargo una ciudad típicamente marroquí. Una vez en su Medina, déjese llevar por sus aromas y sonidos, el ambiente es totalmente diferente, más animado y bullicioso. Los comerciantes instalan aquí sus puestos, regatean los precios de mil y una mercancías, tanto alfombras, como lámparas sin olvidar la alfarería. Safí es una de las capitales de la cerámica y uno de sus barrios está dedicado a la confección de adornos de mesa en terracota y arcilla, mientras que un museo rinde homenaje a esta delicada artesanía.

¡Y si para los surfistas Safí es un paraíso, los amantes de lo auténtico encontrarán aquí también lo que buscan!