lugar

Tanger-Tétouan

El Marruecos cosmopolita

Al norte de Marruecos, los viajeros podrán visitar las ciudades de Tánger y Tetuán. En estas costas en las que confluyen las aguas mediterráneas y atlánticas, descubrirá unas ciudades auténticas que son el crisol de numerosas influencias.

Visite Tánger la Ciudad Blanca. Pasee por sus calles bordeadas de casas encaladas y, siguiendo los pasos de Matisse y Delacroix, déjese envolver por ese aire de ensoñación que desprende la ciudad. Piérdase por las avenidas del gran Zoco y, al pie de las altas murallas de la Kasbah, contemple la fortaleza que domina la medina. Cerca de allí se encuentra el Palacio del Sultán, actualmente dedicado a las artes marroquíes. Tánger es también un concentrado de influencias españolas con su ruedo, que se alza en la Plaza de Toros, y por supuesto su teatro Cervantes, construido en 1913.

Un ambiente similar reina en Tetuán. Esta ciudad es "la hija de Granada", con su arquitectura hispano-morisca. Su medina ha sido declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Cerca de Tetuán, la estación termal de Tamuda Bay despliega sus 15 km de bahía de arena fina. En ella se encuentran implantados prestigiosos centros que le aportan una elegante distinción a la región. Aquí, el visitante podrá disfrutar del relax y del buen vivir con las aguas azules del Mediterráneo como horizonte.

Las ciudades de Tánger y Tetuán constituyen una encrucijada en la que confluyen múltiples culturas, y son espléndidas fachadas orientadas al Mediterráneo.