lugar

Un balneario entre naturaleza

La belleza natural y salvaje de la antigua Mogador le fascinará por varias razones.

Argán, tuyas, araucarias y otras coníferas cubren casi la mitad de la provincia de Essaouira, una de las más boscosas de Marruecos. Para preservar este ecosistema protegido compuesto por bosques, dunas, lagos, océanos y costa salvaje, se está fomentando desde hace unos años el ecoturismo responsable.

Para ello, las islas de Mogador, situadas frente al puerto de Essaouira, se han transformado en una reservanatural. En la actualidad albergan numerosas aves, como el halcón de Eleonora o diferentes clases de gaviotas. Además, protegen la bahía y la magnífica playa de arena fina de Essaouira de las fuertes olas del Atlántico.

Los amantes de la natación, los deportes náuticos y los paseos a lomos de dromedarios tendrán donde elegir en las playas de Chicht, Sidi Kaouki, Azrou o Tafedna.

Si visita esta región, no puede olvidarse del viñedo del Val d’Argan, enclavado en un pequeño valle entre arganes y olivos, es el único de Marruecos que ha obtenido el certificado bio.

¡Disfrute de una estancia rodeado de naturaleza en Essaouira!