lugar

Un impresionante Patrimonio de la Humanidad reconocido por la UNESCO

La autenticidad de Marruecos también se refleja en sus nueve bienes inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, así como en sus seis Patrimonios Culturales Inmateriales, también reconocidos por la UNESCO. En todo el país, esta riqueza toma forma y se expresa de forma variada y, a menudo, festiva.

El moussem de Tan-Tan es grandioso: todos los años, las tribus nómadas del Sahara se reúnen allí para cantar, poetizar y celebrar su modo de vida. ¡Es un espectáculo que no te puedes perder! Por otra parte, en Sefrú, la fiesta de las cerezas celebra la belleza natural y cultural de la ciudad. Se elige a la Reina de las Cerezas y tiene lugar un desfile. La música, el baile y la fantasía están presentes por todas partes, así como los productos de la región.

Las habilidades marroquíes también han sido galardonadas por la UNESCO y forman parte de su patrimonio inmaterial. Es el caso, por ejemplo, de las técnicas relacionadas con el argán. Este aceite, utilizado con fines alimenticios, médicos y cosméticos, se extrae mediante métodos tradicionales que se transmiten de generación en generación. La cetrería también se considera un tesoro humano vivo, ya que en la actualidad se identifica con el espíritu de camaradería e intercambio.

Asimismo, la hospitalidad y el diálogo intercultural están a la orden del día a través de la dieta mediterránea. ¡Deléitate con los ricos productos marroquíes, en un ambiente de lo más agradable!

El espacio cultural de Jemaa El Fna, escenario diario de expresiones artísticas, es el punto de encuentro de los habitantes y de los que vienen de fuera. Los cantantes, oradores y músicos estarán encantados de recibirte.

 ¡La arquitectura tampoco se queda atrás! La kasbah de Ait Ben Haddou, cerca de Ouarzazate, es un lugar donde parece haberse detenido el tiempo. Las medinas de Fez, Marrakech, Tetuán y Essaouira están clasificadas por la UNESCO, al igual que la ciudad histórica de Mequínez y la ciudad histórica de de Mazagán; en el emplazamiento arqueológico Volubilis podrás ver ruinas romanas; por último, en el caso de Rabat, la UNESCO valora la ciudad entera: moderna y tradicional, la capital es de visita obligada y representa el país a la perfección.

En Marruecos, la cultura se expresa en todas sus formas y, además, ¡siempre con buen humor!