lugar

Un interior de los más hermosos de Marruecos

Agadir es sinónimo de evasión. El valle del Souss y, más allá, recortándose en el horizonte, los relieves del Anti-Atlas crean maravillosos panoramas como solo la naturaleza sabe hacer, un interior con una gran riqueza de posibilidades que podrá disfrutar descubriendo y haciendo turismo verde.

¿Es un amante de los grandes espacios? ¡Pues no deje de visitar el Parque Nacional de Souss Massa! Éste acoge una fauna excepcional: 250 especies de aves entre las que figura el famoso Ibis Eremita, así como antílopes, jabalíes y mangostas. Una excursión por estas extensiones salvajes constituye una experiencia inolvidable. Además en el parque, en Tifnit, la roca llamará su curiosidad con los orificios que la traspasan creando antiguas viviendas troglodíticas hoy en día abandonadas.

¡Y la flora tampoco se queda atrás! Ésta crece y se despliega fecunda por toda la región, en la que pueden verse árboles cargados de frutos como el argán y su famoso aceite, o incluso almendros resplandecientes con la llegada del invierno. Las flores también se diseminan en abundancia sirviendo para elaborar mieles. Siga las rutas turísticas dedicadas a éstas y descubra toda una maestría, ¡una gastronomía convertida en un auténtico estilo de vida!

La exploración es una de las especialidades de Agadir y de su región. Recórrala de paraje en paraje y déjese sorprender por la naturaleza y sus tesoros.