lugar

Una artesanía que aúna autenticidad y modernidad

Pulmón económico del país, que concentra las infraestructuras más modernas y los grupos más dinámicos, Casablanca no olvida por ello su tradición y realza todo el saber hacer marroquí.

Adéntrate en la medina, donde encontrarás auténticos artesanos afanados en sus tareas. Camina un poco hasta el barrio de Habous, el más activo del casco antiguo. Allí hay un zoco totalmente dedicado al cobre: en los puestos de los artesanos, relucen entre sus mercancías las lámparas, las bandejas y las teteras talladas con arabescos.

Un poco más allá, los tenderetes ofrecen dulces. También encontrarás marroquinería: las babuchas, los bolsos y los pufs son algunos de los artículos con los que saciar tu sed de compras.

Casablanca, además, cuenta con su propia especialidad en alta costura: la ciudad es famosa por sus refinados caftanes, que los jóvenes e inspirados estilistas trabajan y reinventan. Estas creaciones luego se encuentran en el Casa Fashion Show y, sobre todo, en Marrakech, durante el evento anual Caftan du Maroc, que varias veces se ha celebrado de forma deslocalizada en grandes capitales de la moda como Milán o Los Ángeles. La fama de estas prendas de moda traspasa fronteras y Angelina Jolie, Rihanna o Alicia Keys no dudan en lucirlas en público.

El "made in Casa" siempre surte efecto. La artesanía auténtica allí convive con otra adaptada a nuestros tiempos.