lugar

Una ciudad entre dos mundos

Tánger es una bulliciosa ciudad donde el pasado y el presente se mezclan con armonía. Allí, los tesoros de la arquitectura hispano-morisca y las pequeñas maravillas artesanales conviven con los festivales más alegres y las creaciones más modernas.

Tánger es un crisol de influencias. Su kasbah y el parque de la Mendoubia están junto a una auténtica medina. No muy lejos de allí, se encuentran la plaza de toros, el teatro Cervantes y el Café Hafa donde se sentaron Sean Connery y los Rolling Stones para saborear un té a la menta.

Tánger también son sus artistas. Desde siempre, la ciudad ha inspirado a los más grandes: Delacroix, Matisse, Tennessee Williams o Paul Bowles no fueron indiferentes a sus encantos. Hoy en día, lo que destaca en Tánger es la música: todos los años tiene lugar un festival de jazz y también Las Noches del Mediterráneo, acontecimiento que celebra canciones de los tres continentes.

En las fronteras de Europa y África, Tánger es una ciudad cosmopolita donde coexisten el pasado y el presente.