lugar

Una cultura llena de vida

Aunque es una ciudad con muchos monumentos y lugares de interés que visitar, Rabat también destaca por la vitalidad de su patrimonio inmaterial.

La artesanía de Rabat es famosa. ¡Júzgala por ti mismo visitando la medina! Con los conocimientos transmitidos de padre a hijo, los artesanos trabajan las telas, las pieles o las joyas de oro y plata, eso sin olvidar las famosas alfombras rabatís, auténticas obras de arte llenas de refinamiento y armonía. No muy lejos de allí, en Salé, abundanla alfarería, la artesanía del hierro y la cestería. Todo el complejo está dedicado a ello.

Por último, en Rabat es muy importante la música. La ciudad ha convertido su festival Mawazine de ritmos del mundo en un acontecimiento de alcance internacional. Cada año, actúan en conciertos gratuitos grandes estrellas nacionales e internacionales, ante decenas de miles de espectadores. Sin embargo, la capital vibra al ritmo de las músicas del mundo durante todo el año y las canciones de Andalucía o el swing de las grandes orquestas de jazz también suenan en otros grandes eventos.

Rabat cuenta con una cultura rica y siempre despierta, llena de vida y que desprende alegría.