lugar

Una naturaleza deslumbrante al sur de Marruecos

Tierra adentro, alejadas del mar, las ciudades de Midelt, de Errachidía y de Merzouga revelan un Marruecos diferente. Entre las alturas del Atlas Medio y la inmensidad del Sáhara, despliegan magníficos paisajes.

Midelt y Errachidía son ciudades de montaña. En ellas, como un telón de fondo, los relieves cortan el horizonte, dando una impresión de calma y serenidad. Los cedros y abetos coronan estas alturas, acentúan la impresión de tranquilidad del lugar, mientras que en el valle crecen robles, datileras y olivos. Un gran número de excursiones le permitirán descubrir estos magníficos paisajes.

El desierto incipiente de los alrededores de Midelt y de Errachidía se encuentra realmente a las puertas de Merzouga. La aldea se pierde entre la arena. En sus alrededores se alzan las dunas más altas de Marruecos y puede contemplarse el más hermoso amanecer del mundo, allí se extiende un palmeral y fluyen aguas agitadas por el vuelo de los pájaros. Se trata del lago Dayet Srij y su población de aves migratorias. Escapadas puntuales o excursiones organizadas de varios días le brindarán la oportunidad de conocer estos tesoros y de descubrir todas las riquezas que posee el desierto.

¡En estas apartadas comarcas estará muy lejos del Marruecos termal! ¡Aquí descubrirá una naturaleza salvaje, la aventura a la vuelta del camino!