lugar

Una naturaleza generosa

Las montañas del Atlas Medio albergan muchos tesoros. Adéntrate en este territorio recorrido por arroyos y descubre otra faceta de los alrededores de Fez y Meknes.

Cerca de Sefrou se encuentra una vigorosa cascada que merece la pena visitar: el oued Aggai sigue su curso hasta descender de la montaña en una serie de pequeñas cataratas llenas de encanto. Es un sitio pintoresco, accesible para todo el mundo e ideal para hacer una excursión en familia.

En Moulay Yacoub, el agua ofrece unos placeres totalmente distintos. El atractivo del lugar es un manantial de agua caliente. En la ladera de la montaña se encuentra una estación termal y centro de bienestar.

Por último, la famosa Ifrane es más conocida. Se trata de una región de montaña: denominada la Suiza de Marruecos, culmina en una altitud de 1650 metros. A su alrededor, las montañas están totalmente cubiertas por cedros. Por supuesto, el esquí allí es muy popular, pero también lo es la pesca: la región cuenta con multitud de lagos y cuerpos de agua donde podrás lanzar algunas líneas y conseguir buenas presas.

Un poco más allá de las dos ciudades imperiales y sus tesoros, a los alrededores de Fez y Meknes tampoco les falta atractivo: allí podrás hacer senderismo, esquiar, pescar y, sobre todo, ¡relajarte!