lugar

Azilal

Azilal y el valle de la gente feliz

Prolongue su estancia en Marruecos para visitar Azilal. Esta ciudad, situada en el centro del Atlas, resulta sublime por los paisajes naturales que la rodean. Azilal ha sabido aprovechar su cultura viva, su artesanía y su arquitectura para desarrollar un ecoturismo responsable y solidario que le encantará.

Venga a disfrutar de una rica y variada gastronomía compuesta de cuscús beréber y de tajín de pescado o de aceitunas preparados con aceite de argán.

También le deslumbrarán las numerosas maravillas naturales que descubrirá ante usted. Deténgase a contemplar las espléndidas cascadas de Ouzoud, déjese sorprender por el impresionante puente natural de Imi N’Ifri, cerca de Demnate, admire el agua azul del lago de Bin El Widane, refrésquese en las gargantas del oued Ahansal o pasee por la maravillosa reserva natural de Tamga.

Y ponga rumbo al último destino ineludible, el valle de Ait Bouguemez, dominado por la majestuosa montaña de M'goun de más de 4.071 metros de altura. Este valle se lo conoce como el valle de la gente feliz.

Y para reponer fuerzas, disfrute de la hospitalidad local saboreando un tradicional té con menta acompañado de unos deliciosos dulces marroquíes.