Deportes y descubrimiento de la naturaleza en Marruecos

¡Una amplia gama de deportes!

Marruecos es también un país para deportistas. Es la meca de los deportes acuáticos, el golf y el senderismo. Pero su naturaleza privilegiada, sus modernas y variadas infraestructuras le ofrecen mil y una posibilidades más para pasar el tiempo. De eso se trata Marruecos: el deporte en todas sus formas, en el agua, en la tierra y en el subsuelo también.

La equitación, una herencia antigua

Marruecos es heredero de una larga tradición ilustrada por las yeguadas nacionales de Marrakech, Meknes, Oujda, El Jadida y Bouznika. Durante su estancia o su viaje, monte a caballo para una carrera de obstáculos o para un paseo tranquilo por la playa o en el interior de Marruecos.

La equitación

Ciclismo, para ir en bicicleta al aire libre

Otra montura, pero igual de divertida! El ciclismo también está en el punto de mira en las montañas del Atlas. Alrededor de Agadir y Marrakech, hay rutas en medio de parques nacionales coronados con montañas como Talassemtane, que presentan a los ciclistas de montaña algunos desafíos importantes!

Ciclismo

La espeleología, por el placer del descubrimiento

¿Amantes de salidas más aventureras? ¡Descubre la espeleología! Marruecos está salpicado de cuevas, cada una más espectacular que la otra, como las de Hércules en Tánger. En el Atlas Medio, es el sitio de Kehf Tikhoubai el que vale la pena desviarse: sus galerías se hunden en las entrañas de la tierra a una profundidad de casi 310 metros.

La espeleología

La pesca deportiva, una tradición marroquí revisitada

En el agua, ¿por qué no probar la pesca deportiva? Con vistas al Océano Atlántico y al Mar Mediterráneo, Marruecos multiplica las oportunidades de lanzar una línea. Agadir, Legzira, Essaouira, la bahía de Dakhla o las costas de Sidi Ifni son buenos lugares para la pesca de altura.

La pesca deportiva

Rafting y kayak, una experiencia emocionante

En las montañas, el agua también ofrece su cuota de emociones. El Oued Ahansal le ofrece 2 días de deportes de aguas bravas: un descenso de 45 km para llegar al famoso gran lago de Bin el Ouidane, la oportunidad de hacer rafting y kayak.

Rafting y kayak