Medina en Tanger

Entre Europa y África

Entre Europa y África

Una ciudad entre dos mundos

Tánger es una ciudad muy animada: el pasado y el presente se mezclan armoniosamente. En estos lugares, los tesoros de la arquitectura hispana morisca así como las pequeñas maravillas de la artesanía se codean con las fiestas más alegres y las creaciones más modernas.

Tánger es una encrucijada donde convergen las influencias. Su kasbah y el parque de Mendoubia están al lado de una auténtica medina. No muy lejos, es la Plaza de Toros o el teatro Cervantes, es el café Hafa donde Sean Connery y los Rolling Stones se sentaron a disfrutar de un té de menta.

Tánger es también sus artistas. La ciudad siempre ha inspirado a los más grandes: Delacroix, Matisse, Tennessee Williams y Paul Bowles han caído bajo su hechizo. Hoy en día, es la música lo que Tánger pone en primer plano: cada año se celebra allí un festival de jazz, al igual que las Noches del Mediterráneo, un evento que celebra las melodías de los tres continentes.

En las fronteras de Europa y África, Tánger es una ciudad cosmopolita, donde el pasado y el presente coexisten.

Pruebe otras experiencias de Tanger y sus alrededores